FORMACIÓN

Formación especializada en el sector de las instalaciones, más de cien cursos al alcance del instalador.

Curso de Autoconsumo

Marzo

  Información

  Contenidos

  Tarifas

  Calendario

 

Plataformas Elevadoras

Marzo

  Información

  Contenidos

  Tarifas

  Calendario

 

Curso de Trabajos en altura

Marzo

  Información

  Contenidos

  Tarifas

  Calendario

 

“Tan sólo el 1% de los instaladores son mujeres” Entrevista a Maite Cubero

La Vicepresidenta de Epyme comenta la actualidad del sector y el papel de la mujer instaladora


Maite Cubero comenta con nosotros su experiencia como Vicepresidenta de la Asociación y el papel de la mujer en el mundo de las instalaciones. Esta Ingeniera Técnica Industrial, se incorporó a Cutemsa al finalizar sus estudios y desde entonces ha desarrollado su carrera en esta empresa familiar. Venir de familia de instaladores ha sido la clave para su entrada en el sector y celebra el creciente protagonismo de la mujer en entornos industriales.

La empresa Cutemsa se caracteriza por realizar proyectos, instalaciones y mantenimiento de calderas y quemadores de gas, gasóil y fuel, especialmente en el sector industrial. Precisamente en una de estas instalaciones industriales hemos quedado con Maite Cubero para hablar sobre su trabajo y la historia de la empresa.

Nos cuenta que el mantenimiento es una de sus principales áreas de negocio con clientes importantes como Heineken (plantas de Jaén y Sevilla), Sanchez Romero Carvajal Jabugo, Grupo Sada, Grupo Nutreco (Agrovic y Nanta), Instituto Español, Ecocombustibles de Andalucia, Harinera Vilafranquina, Haribéricas XXI, Sofitec, y muchos otros dentro del área industrial.

También se desempeñan en Hospitales, grandes almacenes, universidades, colegios, institutos y ayuntamientos.

Aunque recientemente ha sido elegida como Vicepresidenta de la Asociación, Maite Cubero lleva años trabajando en la Comisión de Gas de Epyme. Hablando de la Asociación comienza nuestro entrevista:

¿Desde cuándo forma parte de Epyme y cómo fue su acercamiento a la Asociación?
Creo que desde que se fundó la Asociación hemos tenido algún tipo de presencia en la misma, como Cutemsa cumpliremos veinte años en Epyme este 2021. Mi padre tuvo conocimiento de esta asociación y pensó que estaría mejor asesorado y más tranquilo si pertenecía a ella.

¿Qué le motivó a entrar en el mundo de las instalaciones?
Que venga de familia de instaladores desde luego me ha facilitado las cosas para poder ingresar en este mundo. Estudié ingeniería y ya durante la carrera vi como algo natural entrar en el negocio familiar. De mi padre he aprendido los secretos de la instalación y el cariño por esta profesión. También tengo que agradecer a algunos compañeros que me han acompañado durante mis inicios y en el periodo de formación.

¿Qué la motivó a postularse a la Vicepresidencia?
La relación con el colectivo de instaladores y con la Asociación fue una de mis responsabilidades en la empresa desde mi entrada en la misma. Desde entonces he tenido la suerte de participar mucho en la Asociación, sobre todo en las Comisiones de Gas y en todas las formaciones y jornadas que tienen que ver con esta especialidad.
Desde hace algunos años en nuestra asociación viene ocurriendo un relevo generacional en la directiva y es entonces cuando me he atrevido a dar el paso para trabajar aún más de cerca con los compañeros del sector.

Más de cuarenta años de historia en Epyme y usted es apenas la segunda directiva de la Asociación. ¿Es fiel reflejo de nuestro sector, el de un sector tradicionalmente masculino?
Desde luego el sector de las instalaciones es un sector eminentemente masculino. En un encuentro empresarial en el que participé recientemente comentamos que en nuestro sector sólo existe un 1% de instaladoras. También se analizó el hecho de que la tendencia no parece cambiar de cara al futuro, ya que los datos de alumnos en ciclos de FP de la instalación siguen reflejando una ínfima participación de la mujer en la instalación.

¿Cómo fue su entrada en el sector, tuvo que enfrentarse a muchos estereotipos?
Sinceramente fue difícil. La irrupción de la mujer en el mundo laboral en los últimos años ha significado derrumbar muchos estereotipos, el famoso “techo de cristal” que parece que estamos más cerca de romper. Estos prejuicios se acentúan por supuesto en ambientes de trabajo en los que tradicionalmente el hombre ha estado muy presente, como es en este caso la instalación.
En mis inicios, muchas veces cuando estaba a cargo de una obra, instalación o avería, el cliente o los colaboradores no se dirigían a mí directamente si no a un compañero o al hombre que me acompañara en ese momento. En este sentido mi opinión, evaluación o mi trabajo siempre debía ser “refrendado” por un hombre. Era muy frustrante y había que trabajar muy duro para poder “ganarte” a clientes y compañeros.

¿Sientes que has sacrificado algo en tu vida personal por desarrollar tu vida profesional?
Por suerte en mi caso no, aunque todos conocemos casos de familiares o amigas que quizás han tenido que renunciar a determinadas cosas en el ámbito familiar o personal. O el caso contrario, que han tenido que “aparcar” su carrera profesional para dedicarse a las tareas del hogar y al cuidado familiar.
Creo que he tenido la suerte de estar en una empresa familiar y este factor ha sido decisivo para que la conciliación personal y familiar haya sido más natural. También he tenido suerte de contar con ayuda externa para las tareas del hogar, aspecto fundamental para poder desarrollarme en el ámbito personal y profesional.

¿Cuáles son los retos de la mujer en el sector de las instalaciones?
Recomiendo a las mujeres que quieran ser instaladoras: formación, valentía y confianza en sí mismas. Son las claves que he seguido durante mi carrera.
Después de varios años de experiencia en la profesión ¿Siente que algo está cambiando con respecto a la incorporación de las mujeres en el sector de las instalaciones?
Por suerte la mentalidad de los clientes y de la sociedad en general ha cambiado bastante. La mujer va avanzando en sus derechos, en su visibilidad y en su presencia en los entornos profesionales. Esto hace que nuestro trabajo sea realmente tomado en cuenta.
Aún queda mucho por hacer, por ejemplo, en pleno 2020 aún no se tiene una igualdad salarial efectiva y la conciliación aún sigue siendo problemática en muchas empresas para que una mujer pueda desarrollar una carrera profesional. Otro aspecto en el que tenemos que avanzar es en la paridad en el ámbito familiar y del hogar, para que no recaiga sobre la mujer gran parte de la responsabilidad en las tareas del hogar y el cuidado familiar.
Pero como digo estamos cambiando. Cada vez veo más mujeres en el mundo laboral, sobre todo lo he notado en el sector industrial donde hay cada vez más responsables en mantenimiento en instalaciones y eso me gusta. Parece que cada día hay más valientes en nuestro sector.

¿Cómo cree que podemos ayudar las asociaciones de instaladores a la inclusión de la mujer en el sector?
Un pequeño gesto, por ejemplo, podría ser el incluir a la mujer en todo el material publicitario y de marketing emitido por las asociaciones. Curiosamente la mujer tiene mucha presencia en la publicidad de diversas marcas, pero esta presencia es de una mujer ama de casa que disfruta del confort de estos equipos. Por suerte cada vez son menos los casos en los que incluso se usa la mujer como reclamo publicitario con connotaciones sexuales, pero aún pueden conseguirse ejemplos. Sin embargo, pocas veces aparece una mujer instalando un equipo.

También se puede animar desde el colectivo a la mujer en las formaciones técnicas que se dan desde las asociaciones.
Otro aspecto, que desde luego escapa del ámbito de las asociaciones y que es crucial es lograr compatibilizar en el ámbito familiar, este tema es fundamental para que la mujer pueda desarrollar su actividad profesional, más paridad.

Cutemsa, empresa familiar como muchas otras pymes de nuestro sector ¿Cómo afrontó el proceso de relevo generacional?
Realmente aún lo estamos haciendo, está siendo muy progresivo y de momento no hemos recurrido a ninguna asesoría externa por este motivo.

En el seno de una empresa familiar ¿cómo se resuelven los conflictos del día a día?
He de comentar que la empresa continuará siendo familiar tras la jubilación de mi padre, puesto que desde el principio mi marido también trabaja en la empresa y es un gran apoyo para mí.
Según mi opinión, es como todo en esta vida, tiene su lado positivo y negativo. Al ser familiar, las cuestiones, los problemas, y todo lo de la empresa se traspasa al ámbito doméstico, nunca desconectamos.

¿Cuáles son los principales retos de la empresa familiar en las instalaciones de cara al futuro?
Estamos en una situación económica complicada. Sin embargo, en nuestro sector aún no se ha notado una bajada. Algunos sectores como el público, industria farmacéutica o alimentaria están ampliando y ahí los instaladores estamos teniendo un poco más de presencia.  Uno de nuestros principales retos es la especialización. Debemos estar alerta a las nuevas tendencias y formarnos para poder aportar valor añadido y no ser simples “montadores” de equipos, además pronto la brecha tecnológica entre la instalación tradicional y el instalador especializado será insalvable para muchas empresas.

Detalles

  • Autor: Epyme
  • Tipo: Entrevista
  • Publicado: 08 febrero
  • Sector: Instalación
  • Interes: Alto
 
 

En epyme.es utilizamos cookies para saber qué páginas de nuestras web visitas, qué haces en ellas y qué es lo que más te interesa. Así cuando vuelvas a entrar tu navegación será más personalizada. Al navegar por nuestra web estás aceptando el uso de cookies.Saber más